:: Alimentación solar ::

El tope de la alimentación, es la alimentación solar. Todo lo que te comes es energía solar procesada: verduras, frutas, una tortilla, etc; con esta técnica eliminas al intermediario y tomas directamente de la energía del sol.

Amanecer en cerro grande, límite en el estado de Querétaro y el estado de Hidalgo, México.

Consiste en esperar y observar el sol a la justa salida y a la justa puesta. Inicia el primer día con tres segundos, seis segundo al segundo, nueve el tercero y a partir de cuarto ya no será necesario contar el tiempo.

Desde la antigüedad se practica la alimentación solar, en las civilizaciones antiguas ya lo sabían y prueba de ello son los innumerable vestigios arqueológicos como bajo relieves, pinturas, esculturas, templos, etc. La mayoría de arqueólogos pensaban que se trataba de “adoración al dios sol”, hoy sabemos que nuestros antepasado tenían estos conocimientos.

Algunos símbolos de las tablillas de Naacal encontradas en la india. En ellas se describe el universo y el origen de la vida en la Tierra, particularmente en Mu. Fuente: El continente perdido de Mu, James Churchward. Edt. Tomo.

Parte de estos conocimientos sobrevivieron hasta nuestros días debido a que se practicaban en círculos herméticos solo entre sus miembros, pues aseguraban que no todas las personas les interesaba y por lo tanto no serían capaces de comprenderlo.

Hoy en el año 2019 sabemos gracias a los descubrimientos del mexicano Dr. Arturo Solís Herrera que la melanina en presencia de agua y luz solar separa la molécula de agua y después la vuelve a unir, en ese proceso se libera energía que es aprovechada por las células. Es como un tipo de fotosíntesis vegetal pero aún más compleja y eficiente. Hasta hace muy poco la ciencia no tenía conocimiento de ello, se sabía que los alimentos proporcionan solo el 30% de la energía que requerimos, pero era un enigma saber de dónde viene el 70% restante, además no se sabía a ciencia cierta el por qué requerimos tanta agua, un ser humano puede vivir hasta 10 días sin probar alimento, pero solo 2 días sin tomar agua. Ahora ya tenemos la respuesta.

Ahora ya tenemos acceso a estos conocimientos “secretos”, pero lamentablemente aún es muy poca gente la que está interesada en practicarlos y profundizar en ellos.

Fuentes consultadas:

Autor: 0scar A.

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll Up
error: Este contenido está protegido !!
Menú
A %d blogueros les gusta esto: